¿Bailarinas o Egorinas?

¿Bailarinas o Egorinas?

By Stephanie Monzerrat

 

De acuerdo al RAE tenemos dos definiciones para la palabra EGO:

  1. m.Psicol. En el psicoanálisis de Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superego y larealidad del mundo exterior.
  2. m.coloq. Exceso de autoestima.

De aquí podemos partir y decir que es esa parte del ser humano enfocada en el “Solo existo yo” “Yo soy más importante que…” etc. Estás frases nos llevan a convertirnos en seres humanos envidiosos, rencorosos, cizañosos, intolerables e irracionales.

Porque solo pensamos en nosotros mismos y en que el resto del mundo gira al rededor nuestro, permitiendo que la soberbia se apodere de nuestro pensamiento y razón. Es un tema muy amplio para poder abordarlo en este artículo, sin embargo, es necesario conocer un poco si definición y a qué se refiere antes de entenderlo  y aplicarlo a nuestra danza.

Cómo bailarines tenemos un poco de ego desarrollado y que vive fuertemente de la mano de  la danza, si no fuera así,  no nos gustaría compartir nuestras clases o danzar frente a un público que va a admirar el arte que estamos compartiendo. Dentro de todo es normal que el ego viva en el  artista y le ayude a querer ir siempre más allá de donde se encuentra.

Pero también está la parte obscura y fea del ego, esa parte que hace que el artista sufra de una elevación absurda de autoestima y auto proclamación… es aquí cuando la naturaleza humilde y generosa del artista empieza a desaparecer para convertirse en arrogante, creyente de su supremacía y perdida completa del piso. Igual le pasa a Bailarinas, músicos, pintores, escultores, escritores, etc.

Todas en algún momento de nuestras vidas hemos sido algo a lo que llamo “EGORINAS” que no son más que aquellas Bailarinas cegadas por un poquito de fama dentro de la comunidad de danza, porque lamentablemente fuera de este círculo difícilmente somos reconocidas… a veces formamos líos inmensos creyendo que todos conspiran en “nuestra contra” y “abusan” o “quieren dañarno” cuando realmente afuera el mundo sigue girando perfectamente…

Pero esto la EGORINA no lo puede ver, siente que al tener 200 personas que la adulen y aplaudan ya tiene el cielo asegurado, poseedora de poder, autoridad y potestad infinitas y claro toda una figura pública que recibe reverencias al pasar.

Como dato curioso les cuento que dentro de la publicidad se sabe que las tendencias tienen un periodo de vida relativamente corto, lo mismo pasa con esta “fama” hoy puedes estar en el gusto del público y ser una diosa consagrada y mañana ya no, quién sabe.

Todo dependerá de si está fama la ganaste a través de tu trabajo y talento, a través de tu generosidad y humildad. Si es así absolutamente estarás siempre en el gusto del público, pero si por el otro lado la fama llego porque protagonisaste escándalos, dimes y diretes, controversias, ataques a otras Bailarinas, mentiras y demás, llegará el momento en que todo carta por su propio peso y con el, el fin de la fama.

Debemos ser congruentes entre  lo que predicamos y lo que realmente hacemos, la EGORINA suele mostrar una filosofía de amor-comprensión-apoyo pero sus acciones son completamente contrarias, ya que, se encuentra cegada por el ego y no desea permitir por ninguna circunstancia que alguien más sobresalga y le reste fuerza…

Así pues necesitamos ser muy fuertes y conscientes para darnos cuenta en qué momento está EGORINA se ha apoderado de nosotras, para poder deshacernos de ella y lograr ser una persona sencilla que disfruta del arte y la danza.

Los grandes artistas se recuerdan por la majestuosidad de sus obras, no por el número de fans que logró reunir a lo largo de su carrera…

 

Los consejos que les puedo dar esta semana son:

1.- Recuerda siempre que la armonía que desees para tu entorno depende siempre de la armonía en tu interior, atraemos lo que somos.

2.- No juzgues a las personas por lo que “te digan” “escuches” date la oportunidad de conocer y crear tus propias conclusiones.

3.- Buscar fama es lo más sencillo del mundo, obtener reconocimiento por tus méritos es el verdadero reto.

4.- No seamos EGORINAS por mucho tiempo.

5.- Si encuentras a una EGORINA no la juzgues entiéndela, ya saldrá de esta situación.

 

Para Rakasse

Stephanie Monzerrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *