Danza en Armonía: En Honor a todas las bailarinas que han partido de este mundo terrenal…

Danza en Armonía

En Honor a todas las bailarinas que han partido de este mundo terrenal…

Por Stephanie Monzerrat

 

La pérdida de un ser humano siempre es un golpe duro y difícil de asimilar no sólo para los familiares y personas cercanas, increíblemente tiene una fuerte repercusión en un sin fin de personas que jamás podríamos imaginar.

 

El día jueves 13 de Julio la comunidad de danza Oriental en México recibió un golpe fuerte al enterarse de la repentina partida de una bailarina extraordinaria, de belleza inigualable, calidad humana y un talento descomunal ( que por respeto a su memoria y familia  no especificare en nombre y datos) pero que todos conocíamos y admirábamos, porque a su joven existencia era poseedora de un estilo tan propio y elegante que era imposible no admirarla…

 

Fue un día de muchas emociones, todas queríamos leer en cualquier momento que se trataba de una broma de pésimo gusto y que volveríamos a ver esa cara tan especial aún entre nosotras, estamos aún el día de hoy sumamente conmocionadas, incrédulas y lastimadas por su partida… será muy difícil asimilar está perdida, no quiero imaginar lo difícil que será para su círculo familiar.

 

Esta noticia indudablemente me llevó a la reflexión absoluta de todo lo que sucede entorno a la danza y a lo que cómo comunidad estamos haciendo… lo comente con algunas colegas pero siento una inmensa necesidad y responsabilidad de compartirlo con todos ustedes, porque sé que esto no solo sucede en México.

 

Mi primera acción al recibir la noticia fue realizar un llamado a toda la comunidad para unirnos realmente en cualquier forma: oración, presencia, vía telefónica, mensajes, etc. Cómo se pudiera, no sólo para despedir a esta gran bailarina, también para dar un apoyo si fuera necesario. La respuesta fue inmediata y sin importar: nivel de ejecución, conocimiento, experiencia, academia, viajes, número de trajes, influencias, lugar de residencia, edad, generó, etc. Se hizo un acto de presciencia masivo con un solo fin: saber que pasaba con nuestra compañera.

 

Surgieron en mi muchos sentimientos pero los más importantes fueron la felicidad y una tristeza absoluta se preguntarán ¿Por qué? Porque no podía entender varias cosas:

 

 ¿Por qué  tenemos que esperar hasta este punto para solidarizarnos como gremio?

¿Por qué  solo en situaciones tan tristes y graves se puede ver el lado humano, cálido y ético de todos?

 ¿Por qué  tenemos que esperar a que les suceda algo a l@s compañer@s para reconocer su talento y trabajo?

 ¿Por qué  dejamos para después todo lo que necesitamos hablar, aclarar , perdonar, etc?

¿Por qué desperdiciamos la vida en banalidades? Y dejamos de agradecer por cada milagro que tenemos desde que abrimos los ojos por la mañana para iniciar un nuevo día

 

Y feliz claro, porque sentí esa ola de compañerismo y bondad que existe increíblemente en el medio.

 

Nuestro pequeño mundo se ha contaminado con críticas, comparaciones, chismes, injurias, cizaña, falsa amistad, competencia deshonesta, mala vibra, formación de bandos, condicionamientos, hipocresía, falsa solidaridad, conflicto de intereses, falta de respeto, pérdida de valores, intolerancia, egos, riñas, dimes y diretes, banderas blancas que por debajo son negras y rojas, etc.

 

Hemos olvidado que los objetivos y razón de ser de la danza son: la autorealización , la unión, la felicidad, el gusto por aprender, la superación, el aprendizaje en conjunto, el progreso, etc.

 

Estamos tan empeñados en conquistar la cima de nada… que nada importa, se pasan los días en intensas criticas e indirectas que lastiman y dañan nuestro medio. Muchas de ustedes me han compartido lo mal que se sienten al entrar a las redes sociales y solo leer ataques de una maestra contra otra, la otra con la de allá, la de más allá con las de acá… y estoy completamente de acuerdo, no es posible que sigamos enfrascadas en lo mismo.

 

Esto es una responsabilidad de todos, entendamos que Facebook no es un solucionado de conflictos, no es terapeuta, no es un espejo ni mucho menos es la persona con la que se deben resolver las cosas. Todos merecemos y tenemos derecho a formar parte de un círculo de armonía y alegría, que te invite a querer seguir en el cada vez mas. No se han preguntado ¿por qué son más las quejas  de la danza en Facebook? Que los agradecimientos y felicidad.

 

Yo sí… y estoy segura que todo esa situación es la respuesta de lo que nosotros mismos como gremio generamos; si das al gremio mala vibra estás contribuyendo a que la masa de negatividad crezca y se fortalezca, en lugar de aportar tristemente restamos, siendo eso lo que recibimos en respuesta.

 

Ya fue suficiente de esa actitud que se ha estado manejando, es momento de darle un respiro a este medio, darle un shot de buena vibra, verdadero compañerismo, solidaridad real, apoyo incondicional, reconocimiento sincero, ganas de salir adelante SIN PASAR POR ENCIMA DE NADIE.  Lo que sucedió entorno a la pérdida de esta gran compañera es un llamado a vivir día a día de verdad, a disfrutar nuestra danza y nuestra existencia como bailarinas.

 

Ya basta de contaminar nuestro medio, basta de esos egos de chorrocientos mil bloques de oro, basta de criticar, basta de dañar, basta de la falsedad, basta de la mala energía.

 

Sé que muchas colegas concuerdan con mis reflexiones y espero que muchos más también, porque sólo juntos así como estuvieron el miércoles vamos a poder hacer un cambio, porque debemos entender que las redes sociales no son la vida misma, espero de verdad que el primer paso se vea reflejado en la ayuda real que se solicitó a nombre de la familia de nuestra compañera, entender que solo “compartir la información” o “recordar momentos con ella” “escribir en su muro” o “reunirnos a contar anécdotas” no ayuda realmente a la situaciones que su partida genero…son una maravillosa muestra de amor y respeto pero también debemos  brindar una ayuda tangible, ojo, tangible no significa que sea solamente económica.

 

No esperemos  a que otra compañera parta para decirle todo lo que admiramos de ella y apreciamos en su arte, no esperemos a que esa persona no este ya en este mundo para ofrecerle nuestra amistad, un abrazo, una disculpa, un apoyo, un simple “hola, cómo estás” … vivamos la danza HOY y como homenaje a todas esas talentosas Bailarinas que han partido construyamos una mejor comunidad de danza.

 

Para Rakasse con mucho respeto y amor

Stephanie Monzerrat

2 comentarios sobre “Danza en Armonía: En Honor a todas las bailarinas que han partido de este mundo terrenal…

  1. Felicidades hermosa que linda reflexión y sí, estoy de acuerdo contigo, si vamos a abrir la boca que sea para decir algo bueno algo enriquecedor , si no mejor calladitas nos vemos más bonitas, apoyemos este hermoso arte con buena vibra y dando lo mejor como personas, maestras y bailarinas, tal y como lo mencionas, yo no te conozco en persona, pero siempre te sigo y te admiro mucho y con esto, aún más … besos a ti y a toda la comunidad arabe 😘💗😘💗😘💗😘💗

  2. Que palabras tan ciertas!!! No volveremos a verla en éste plano existencial, sin embargo nos deja como toda pérdida un aprendizaje!! El de valorar el exuberante talento que existe entre nosotros. Ese que la envidia, el ego y el anhelo por ser mas que otros no nos permite reconocer. Se nos olvida que el sol sale para todos, somos únicos e irrepetibles. Ojalá nos dejemos de guerras tontas y recordemos que la vida es breve y si acaso hemos de regresar que sea con aprendizaje sólido. Gracias por tan maravilloso artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *