Doble Moral By Stephanie Monzerrat

Doble Moral

By Stephanie Monzerrat

Muchas veces hemos repetido está frase sobre todo para dirigirnos a culturas de Medio Oriente y su concepción de la Danza Oriental, sin embargo, no nos hemos percatado que la misma sociedad de Danza Oriental en la que nos desenvolvemos es igual o peor de doble moralista.

 

Se preguntarán, ¿por qué?

Aquí les voy a enlistar algunas de las acciones más cotidianas que suceden en nuestro entorno y que no están bien, pero se siguen aplaudiendo y aceptando.

 

  1. Critican a la bailarina nacional que se atreve a innovar pero se desviven alabando y compartiendo el trabajo de la extranjera que hace lo mismo pero como ella “ está en medio oriente” está padrísimo

 

  1. Exigen buen trato y respeto en sus salones de clases, piden cursos y capacitaciones a de mayor contenido pero viene la “extranjera” que los humilla, grita, denigra, cobra hasta por sonreírles, enseña lo mismo y ahí  están felices

 

 

  1. “Fomentan” el apoyo nacional y crecimiento en conjunto pero apoyan al máximo al extranjer@ que viene al país y abusa de quién lo trajo y/o apoyo

 

  1. Luchan por una comunidad de respeto, pero les importa un comino empalmar eventos y hablar mal de otros organizadores para ganar público

 

 

  1. Son homofóbicas al 1000% pero “su dinero también vale” entonces son inmensamente hipócritas para aceptarlos en sus eventos

 

  1. Todas organizan, dan clases, bailan, opinan, dirigen son las primeras en todo… pero pobre de aquella que se atreva a hacerlo también porque entonces “que se cree” “ahora ya es maestra” “ ahora ya organiza” “ahora ya transmite”

 

 

  1. Son “incluyentes” pero solo sus “amigas” son parte de sus eventos

 

  1. Se preocupan por la danza en el país pero no dejan de criticar cuanto vídeo se sube a las redes sociales, evento que surge o propuesta diferente

 

  1. Insisten en que se debe estudiar doctorado para estar en la danza y no saben ni dónde está Egipto

 

  1. Hablan de ética en la danza, pero se vuelan todos los contenidos que dan en sus clases de libros de otras bailarinas, talleres de otras bailarinas, blogs de internet, etc.

 

  1. Se quejan si alguien hace eventos, propone y crea lo que a ellas no se les ocurrió… Por estar más ocupadas criticando que pensando, después se quejan de que no tienen clases por culpa de otros.

 

 

Como podrán darse cuenta la doble moralidad no se da solo en personas árabes, países de Medio Oriente o practicantes del Islam. Más bien es  un problema a nivel mundial, que se da en todas las profesiones y círculos sociales. Porque es hasta cierto punto parte de lo que significa ser humano.

Y que definitivamente en ningún escenario es correcto, debemos luchar para acabar con ella no como discurso político, más bien como forma de vida y sana convivencia.

Antes de emitir un juicio con este argumento en alguna ocasión, reflexionemos un poco en lo que estamos haciendo personalmente.

 

Para Rakasse

Stephanie Monzerrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *