EDITORIAL 2016

Bienvenidos a un nuevo año, a nuevas experiencias y a nuevas oportunidades.

Este pequeño mensaje será breve, pues es tiempo de accionar. Bailarines no hay que detenerse en su misión. Muchos son los propósitos que ustedes tienen en mente: bailar más, aprender más, asistir a cursos, etc.

Sin embargo, el propósito elemental es difundir la danza, es hacer arte para restablecer la armonía y equilibrio social.

En este editorial, queremos recordarles que cuentan con el apoyo de esta su revista para difundir, para organizar, para conquistar. Apoyamos a los bailarines en el aterrizaje de sus ideas, incluyendo estas con materiales audiovisuales que promuevan la danza y la música.

Se insiste mucho en que el talento de nuestro país está desaprovechado. Por eso, se pretende impulsar y promover la imagen de la comunidad de danza oriental en el país a niveles más altos.

Nuestra revista posee un alcance internacional, y por eso queremos que tu talento sea conocido.

Gracias por un año de arte, de riqueza cultural. Estamos seguros que este año, vamos por más.

“Danzar significa, ante todo, establecer un vínculo activo entre el hombre y la naturaleza. Es el primer conocimiento sintético y estético del mundo; inmediatamente anterior al concepto y la palabra”. – Roger Garaudy

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *