En el arte está su registro simbólico: Día Internacional de la danza.

Este cercano ya, 29 de abril, como cada año, Rakasse celebra con alegría y con palabras simbólicas y profundas, el Día Internacional de la Danza.

Fecha en que, millones de artistas abocados a danzar, practicantes, maestros, reconocidas  figuras de la danza y aficionados, conmemoran esta fecha nada más y nada menos que haciendo lo que aman: danzando.

No está de más que se digan algunas palabras a través de este escrito, pues su revista hace hincapié de manera diaria a través de nuestras redes sociales, sobre la importancia que tiene el bailar.  Se pueden enumerar beneficios a la salud, a la mente, a la parte emocional; porque queridos lectores-bailarines, la danza está en todo lo que hacemos.

Y con todo el amor que sentimos por bailar, por todas las tantas cosas que brinda, quiero compartir con ustedes un pequeño párrafo de un libro acerca de los artistas innovadores, mismo que su servidora me encuentro leyendo actualmente; dice así:

“Ser artista es ser siempre joven. El arte es una búsqueda perpetua y una conmoción ante el asombro. Un camino para el diálogo de los corazones donde se expresan los sentimientos más elevados del espíritu humano… El hombre moderno es una mezcla, muchas veces irreconocible de características adquiridas a lo largo del desarrollo mental. es un ángel y un reptil, simultáneamente. Es antiguo y moderno. Es instinto y conciencia visionaria.  Éste ser mixto es el hombre y sus símbolos. En el arte está su registro simbólico. En el arte está la emoción del símbolo.”  (Serrano, R. 2014, Panorama,México)

Resumido esto, el arte nos potencia aún más de manera integral como seres humanos, tal vez no alcanzando la perfección, pero sí un correcto manejo de un lenguaje no verbal como lo es el arte de la danza y de la relación con la música.

El buen bailarín no siempre es aquél que tiene la técnica más limpia, sino aquél que llena de pasión a quienes le siguen, contagiando la vibración constante por la vida, por la música que dejan sentir dentro de sí y con los demás, con su público, con ellos mismos.

Muchos más días como estos, en la vida de todo artista, de todo bailarín. Danzar es la expresión más auténtica que conocen, así que, no dejen de ser auténticos. Bailen, siempre bailen.

Muchísimas felicidades, les desea su revista Rakasse Danza Oriental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *