¿Hacia donde se dirigen los nuevos workshops?

Cada día vemos anunciado en los muros de la red social Facebook los nuevos y futuros workshops que están por realizarse. Sin embargo, ¿como organizadora o sponsor se te ha hecho complicado contagiar a los demás a que sean parte del workshop? Probablemente, su respuesta sería que sí.

En este artículo se aborda la temática de hacia dónde nos estamos dirigiendo con la organización de workshops, pues bien, aprender nunca se deja de hacer, sin embargo por la falta de recursos, la economía, la falta de asistencia o interés ha creado un tenso e irritable ambiente últimamente. ¿Quién está de acuerdo?

Tener maestros del extranjero se ha vuelto más complicado por diversos factores, el tiempo, las fechas, el número de asistentes, los pagos, entre otros.

Pero ¡calma!, no estamos en una crisis donde se vean terminados los workshops.

Si tu eres alguien que le fascina estar aprendiendo constantemente y compartirlo con las alumnas es tu prioridad, no hay nada como armar un workshop con las siguientes recomendaciones para que este sea exitoso:

  1. Conoce el perfil y estilo de tu invitado. Recuerda saber exactamente qué tema abordarás en tu workshop y acuérdalo con tu invitad@ especial. Si se trata de aprender más, divide los temas de general a particular para sacar más provecho.
  2. Cuida tu publicidad. La imagen de tu publicidad puede atraer o espantar a cualquiera. Procura que sea un diseño minimalista pero confiable, así atraerás más interesados y público quizá no conocedor a que prueben y conozcan la danza oriental. Además, como tip, no llenes los espacios blancos del flyer publicitario, a veces, los espacios son mejor.
  3. Procura que la sede del workshop siempre esté limpia, gran espacio y ubicación. La mente de las personas está acostumbrada a recibir información rápida, breve y que conozca de inmediato. Colocar puntos cercanos a la sede sería estupendo.
  4. A veces se nos olvidan las asistentes, por procurar al invitad@ especial. Sabemos que quieres mega consentir a tu invitad@ de honor, pero recuerda que también tus fieles asistentes hacen un gran esfuerzo de tiempo y económico para asistir. Invierte en algo que les sea de utilidad durante el workshop, entre las opciones puede ser agua, yoghurt bebible, yakult, o incluso un gran garrafón de agua de sabor. Nunca está de más.
  5. Aunque esta recomendación se encuentre hasta el final, debe ser la primera en pensarse. Planificación adecuada del workshop. Elaboración de certificados, cuidar ambiente visual y sonoro de tu espacio. Recuerda que el workshop es una inversión  y oportunidad de crecimiento y aprendizaje para quienes asisten, lo mismo con las master clases.

Cuando las cosas salen bien es porque detrás del esfuerzo, hay un gran anfitrión.

Redirige el workshop a un nuevo concepto, que esté basado en calidad, esfuerzo, disciplina y planeación.

Los resultados al seguir estas recomendaciones podrían convertirte en un gran y tal vez la mejor o el mejor sponsor y organizador de un workshop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *