Hoy en como dijo… Assala Ibrahim (2a parte).

Hoy en como dijo….
Assala Ibrahim en su segunda parte, Stephanie Monserrat nos brinda una nueva recomendación muy útil para todos quienes se dedican a este arte tan profundo como milenario.
¿listas?
Comencemos.
Muchos maestros solo se preocupan por compartir a sus estudiantes coreografías sin una base y antecedente cultural.
Este es el segundo artículo basado en la conversación que les comente hace ocho días que tuve con la maestra Assala Ibrahim, y es uno de los puntos más importantes que como comunidad de danza debemos exigir y re ordenar para poder lograr un avance significativo no solo en técnica si no en acervo cultural.
Y es que es muy fácil aprender una coreografía de cualquier maestro internacional y después replicarla en numerosos talleres e incluso cobrar por ellos… Pero realmente ¿estamos teniendo un aprendizaje basado en el conocimiento? O solamente estamos repitiendo como periquitos, así como aprendimos las tablas de multiplicar de memoria y sin razonar sin preguntar ¿porque al multiplicar un número por su igual da una cifra mayor o menor que otro?
Lo mismo pasa con la danza, vemos más de 20 movimientos diferentes a lo largo de una coreografía, pero realmente sabemos porque aquel o aquella maestra quiso hacer ese movimiento justo en ese momento? ¿Que denota? ¿Qué es lo que está interpretando? ¿La melodía? ¿La orquesta? ¿El solo de algún instrumento? ¿el ritmo? ¿la voz? ¿el silencio? ¿su respiración? , etc.
Recientemente he estado utilizando un hashtag “nosoloesbailar” en mis redes sociales, con el fin de lograr esa concientización de lo que el danzar representa, buscando orientar a las alumnas y bailarinas que toman clases y seminarios con cualquier maestro. No se conformen con aprender movimientos que más tarde se les olvidarán, no se conforme con aprender una coreografía hecha por alguien más, para eso está YouTube para ver la danza en escenario, las clases deben y están hechas para trascender más allá del movimiento, para enriquecernos culturalmente, para quitarnos esa venda de los ojos y dejar de danzar a ciegas.

Tomar un seminario con un maestro internacional debe de ir más allá del solo bailar incansablemente durante 8 o 10 horas, de las cuales probablemente apropiaremos 3 o 4 movimientos y el mundo que hay detrás de ese momento se perderá. Para cualquier maestro que desea compartir su técnica y estilo PROPIO el enseñar coreografías será siempre la mejor opción y está perfecto y es muy válido, pero el maestro que busca hacer un cambio en su entorno, se preocupara por investigar, aprender y compartir el verdadero conocimiento.
Teniendo en cuenta que nadie ni los mismos docentes egipcios, tienen la verdad absoluta, toda la información recibida y compartida está sujeta a cambio…

Aquí los consejos de esta semana:
1.- Maestr@: no te preocupes solo por enseñar a bailar, enseña a Danzar y a Conocer, investiga, infórmate, instrúyete, ve más allá de bailar y replicar las coreografías de alguien más.
2.- Alumno: Exige, exige y exige, conocimiento, base cultural, inicios, costumbres, orígenes, pregunta porque, de donde, cuando! Sea tu maestro nacional o internacional.
Solo estando todos en la misma frecuencia, lograremos un cambio en nuestro gremio, un cambio positivo donde el antecedente cultural nos brindará herramientas para poder hacer cosas distintas que marquen el inicio de un estilo propio!

Para Rakasse:
Stephanie Monzerrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *