“LA BAILARINA ES EL ÚLTIMO INSTRUMENTO MUSICAL DE LA ORQUESTA”: Hossam Ramzy

Hoy en como dijo…

“LA BAILARINA ES EL ÚLTIMO INSTRUMENTO MUSICAL DE LA ORQUESTA”

By Hossam Ramzy

 

El gran maestro de la percusión y música oriental Hossam Ramzy,  de nacionalidad egipcia, a la edad de 3 años recibió su primera Tabla Egipcia, convirtiéndose sin duda en su mayor pasión, mostrando un talento extraordinario. Recibió una formación profesional de manos de grandes músicos egipcios así como músicos beduinos de Arabia Saudita quienes le ayudaron a re-conectar con sus raíces y a crear su propio estilo de música.

El maestro ha compuesto piezas musicales para importantes aristas de talla internacional  como Yesim Salkim, Celick Erici, Cheb Khaled, Tarkan, Rachid Taha, Faudel, The Gypsy Kings por mencionar algunos…

Sus discos de venden al rededor del mundo, siendo solicitados sus extraordinarios Drum Solo y sus apasionante e inigualable Baladi Acordeón.

Ha sido galardonado muchas veces por sus fuertes ventas hasta ser merecedor de disco de platino por parte de su casa disquera, sin embargo, para el maestro Hossam es de vital importancia que la bailarina de Danza Oriental no sólo compre su música, si no  que vaya más allá y realmente entienda el significado de la música oriental y su papel dentro de la orquesta.

Es por ello que el maestro ha diseñado diversos cursos en compañía de su maravillosa esposa la bailarina Serena Ramzy logrando formar una mancuerna perfecta para difundir lo importante del conocimiento musical dentro de la danza.

El maestro dice “LA BAILARINA ES EL ÚLTIMO INSTRUMENTO MUSICAL DE LA ORQUESTA”

¿Lo habían pensado? ¿cuántas de nosotras realmente pensamos la música como el principal elemento para danzar? ¿estas de acuerdo con esta frase? Yo sí,  es por eso que les comparto mi punto de vista acerca de esta poderosa frase:

Gracias a la formación integral que recibí por parte de mi maestra María Isabel Angel de Colombia, logré entender que la danza es más que mover la cadera, pero sobre todo conocí al maestro Hossam Ramzy y toda su filosofía acerca de la conexión música-bailarina. Y desde momento, no deje de seguir su trabajo, tratando de llevar a la práctica lo que más podía y aplicándolo desde el diseño de una clase hasta mi participación  en un escenario.

Y es que después del estudio de la técnica y el pulir movimientos  o aprender nuevos, lo más más importante es “TRADUCIR LA MÚSICA” honrar el trabajo del percusionista, del tecladista, del cantante y de cada uno de los integrantes de una orquesta musical.

No hay nada más hermoso que poder VER  la música en el desarrollo escénico de la bailarina.

Desde una nota larga y fuerte, hasta el más sutil sonido del Nay, la bailarina TIENE que conectarse y traducir estas notas por respeto a los músicos, a la música misma , a la esencia  de la danza, pero sobre todo al público! Se preguntarán ¿por qué?

Pues resulta que la audiencia ajena a la Danza Oriental, no va a ver un show para contar cuantos movimientos y “suertes” sabes hacer, no va a contar cuantas veces repites el mismo movimiento. O si esta secuencia la hiciste por derecha e izquierda, ¡no no no…! el público ajeno a la danza va a admirar y a conocer que es la Danza Oriental no le interesa si has tomado clase con diez mil extranjeros o nacionales.

Este público quiere ver que es la danza, que significa bailar Oriental, ¿cómo se logra? A través de la música… a través del CONOCIMIENTO Y LA PERFECTA FUSIÓN ORQUESTA – BAILARINA.

Es nuestra responsabilidad conocer cómo funciona una orquesta de música oriental, cómo está conformada, como se diseña dicha interacción, que instrumentos participan, el entorno de la pieza  que tocaran, el desarrollo musical, la letra (si es que tiene) , si hay instrumentos solistas, etc.

Para poder transformar  esos conceptos en movimiento, para poder tener piezas  en escena que hablen por sí solas, para poder vibrar con la  tabla y volar con la orquesta, para crear coreografías dinámicas que no se vuelvan predecibles.

Para poder crear ¡TU PROPIO ESTILO! Ya sea que improvises todo el tiempo o te guste hacer coreografías, el poder que da el conocimiento musical es incomparable, la verdadera bailarina no es aquélla que sabe muchos movimientos y usa el más costoso vestuario, la verdadera bailarina es aquella que logra INTERPRETAR LA MÚSICA TAL Y COMO SE ESCUCHA, que puede ser tan “flexible y cambiante” como lo es la música misma y así logra que su audiencia pueda VER Y SENTIR  LA MÚSICA.

Como ven esto va más allá de aprender un DUM- DUM –TAK – DUM – TAK, el maestro Hossam nos da un universo de posibilidades dentro de su teoría musical aplicada a la Danza Oriental, nos permite explorar más allá de lo básico, solo es cuestión de decidirnos e invitarnos a conocer más de la música y su relación con los sentimientos, las emociones, los movimientos y nuestra propia danza.

 

Los consejos que les comparto esta semana son:

 

1.- Conozcan más de cerca el trabajo del maestro Hossam: http://www.hossamramzy.com/store/home.php?cat=253

2.- Adquieran sus productos ( DVD y CD), con el fin de auto preparación y aprendizaje.

3.- Acérquense a aprender más de la música, no bailen a ciegas.

4.-  Vayan más allá de bailar por moda, ocúpense de conocer la pieza musical que han elegido para interpretar.

5.- Siempre, siempre, realicen un análisis musical antes de montar una coreografía.

 

Para Rakasse:

Stephanie Monzerrat