¿La danza, la vida… y algo más?

Muy estimados lectores y seguidores de su revista, en este inicio de mes, les comparto un mensaje sobre el que he hecho reflexión durante un buen tiempo. Se trata de ustedes bailarinas / es.

Sí, así es; de su vida, de su sentir con la danza y aún más de sus dificultades y retos.

No es solamente su sentir sobre las bellas emociones y experiencias que con la danza llegan y ustedes viven, sino también de todo aquello que tienen que enfrentar. ¡Vaya pues!, desde críticas hacia su trabajo, opiniones sobre su arduo y bello a la vez modo de vida y hasta comentarios sobre si les va bien o mal en este camino de la danza.

Pues bien, este medio de difusión de su arte, quiere hacerles saber lo más importante de todos esos comentarios, preguntas y más que mucha gente en diversas circunstancias les bombardea con ello. Lo que realmente es relevante es que ustedes respondan, ¿la danza en sus vidas los hace felices?, ¿se visualizan ustedes realizando otra actividad que no sea la danza?, ¿qué es lo que quieres lograr con la danza?

Tómate unos minutos para responderte a ti mismo las cuestiones anteriores, y así sabrás por qué estás en el camino de las artes. Así mismo, encontramos que no todos los bailarines y bailarines se dedican solamente a la danza, sino que tienen una profesión la mayoría de ellos; y que han encontrado también en este arte otro rubro para enseñar, para crecer profesionalmente, por qué no, retribuirse económicamente, pero esencialmente, encuentran otra vía más para su felicidad.

No importa a qué te dediques o quieras dedicarte cuando la danza forma parte de tu vida, únelas no hay nada más maravilloso; y si tienes duda en elegir un camino, no lo pienses con la almohada, piénsalo con el corazón como guía. Recuerda, cuando algo es para ti, es porque tienes una misión importante con ello en la vida, y si la danza te elige o ya te eligió, entonces ¡vívela!…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *