LA PODEROSA INDIA: Mágica, impactante & conmovedora.

Apreciables y siempre fieles lectores y seguidores de esta su revista; me gustaría compartir con ustedes la oportunidad y bendición que la vida me regaló al poder pisar un país tan increíblemente contrastante como lo es India, tan inimaginablemente bello como entristecedoramente pobre.

Sin embargo, en este editorial, lo que quiero compartir a través de algunos cuantos párrafos más y fotografías, es el mensaje con el que India te impregna desde la llegada hasta la despedida. Sin duda, este viaje es una lección de vida en todos sentidos, pero si bien puedo destacar lo siguiente:

Aunque hay tantas cosas por compartir, desde la comida, los colores que visten a su gente y a sus palacios y templos, hasta su fe entregada a diversas y gran cantidad de divinidades, India ha dejando en mí el mensaje que si bien, lo ha dicho ya uno de los más importantes personajes de dicho país, y se trata de Mahatma Gandhi, quien dijo:

 

“LA SIMPLICIDAD ES LA ESENCIA DEL UNIVERSO”.

 

Dicha frase, desde que dentro del país me la dijeron y la leí en alguno de los varios museos de este gran revolucionario y figura representativa de India, me dejó reflexionando gran parte de mi viaje hasta mi regreso a México. En la India, aprendí que lo más importante y que realmente tiene valor es la paz dentro de sí, el amor a la familia, a los demás, el respeto y admiración a la esencia de las personas como bien se refleja en el Namaste.

Además, India brinda la oportunidad de sentirse afortunado a cualquiera que visite este mágico país. La gente de allá, te muestra cuán bendecido eres y puedes ser en tu vida. Con lo más simple y hermoso, pero que lamentablemente es de lo que nos estamos olvidando hoy en día. La simplicidad. Qué poder de esta palabra y de tal frase. Se piensa que tenerlo todo, dinero, éxito, un buen trabajo, un buen coche o teléfono es felicidad. Incorrecto. Felicidad es cada instante a vivir, a disfrutar y más aún, los sentimientos y acciones buenas con las que cuente cada uno.

En India, la pobreza está muy marcada, necesidad y poco higiene es lo que puedes ver en cada sitio de las ciudades y pueblos. No obstante, también se puede ver mucha fe, nobleza, bondad y simpleza. Este país, posee los tragos más amargos que un ser humano puede experimentar al ver a un pequeño semi-desnudo y ya trabajando de sol a sol para obtener unas cuantas rupias, pero también, posee los sueños, imágenes y recuerdos más bellos y memorables; como significó ver el Taj Mahal ante mi.

Infinidad de emociones al estar en este país, en los templos, en sus monumentos más antiguos y valiosos por lo que ahí sucedió, y por lo que para sus habitantes significa. Sus rituales, su cultura, su comida, sus costumbres y cómo no, su bueno y original té Chai.

Para describirles India en estos párrafos, estimados lectores me quedo muy corta.

Es un país que, desde la opinión de su servidora, si tienen la oportunidad y tiempo que Dios les permita conocerla, les invito lo hagan. Es inspiradora, toca en todos los sentidos al espíritu, a la esencia.

Y con todo esto, más allá de compartir experiencias de viaje, compartir el mensaje que cada uno de ustedes pueda y quiera interpretar de este escrito. Lo que yo busco, a fin de cuentas, es que si hay algo de positivo en mis palabras, en la experiencia de haber conocido India y poder transmitirlo a través de este medio, ustedes lo hagan también.

Llenar los medios, los espacios públicos e informativos con mensajes positivos. Con lecciones, con arte, con historias para enriquecer cada partícula que nos conforma y nos hace seres humanos.

Recorrer las calles de India, conocer gente nueva, estar lejos de casa ayuda a valorar cuanto tienes por más simple que sea. Valorar a tu gente, tu casa, tus tradiciones y por qué no, valorar y amar más a tu país. Sea como sea, amarlo.

Y por último, mis queridos lectores, si lo han olvidado este es un gran momento para recordárselos…

¡Cuán afortunados son!, ¡Somos!.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *