Más allá de una bonita figura

¿Te has preguntado por qué al bailar tu estado de ánimo cambia? ¿Por qué mientras bailas se te olvidan aquellos problemas que tanto te aquejan diariamente?

Sabemos que uno de los beneficios más grandes e incluso aquel que buscan muchas mujeres y hombres al bailar danza árabe es tener un cuerpo saludable, que proyecte seguridad y sobre todo una buena figura estética. Sin embargo, debes saber que más allá de un bonito cuerpo, esta danza ofrece beneficios a tu mente.

La danza árabe actúa directamente sobre los centros de energía del cuerpo, eliminando tensiones y a la vez armonizando cada parte y mecanismo de tu espacio neuronal; provocando resultados como el buen humor, sensación de bienestar, actitud positiva, agilidad social, etc. Esto se debe a un proceso psicológico que nos hace sentir mejor, ya que al momento de activar nuestro cuerpo de manera física, las ondas neuronales producen un desbloqueo de emociones reprimidas y tensiones  acumuladas a través del tiempo por las difíciles situaciones del diario vivir.

¿Has visto la película Intensamente (2015)? Es un ejemplo de cómo actúa nuestra mente con las diferentes emociones que tenemos los seres humanos y de qué manera las enfocamos de acuerdo a nuestro estado de ánimo; en este caso, muchas bailarinas enfocan su concentración en la música y los movimientos de las coreografías que proyectan al público, las maestras en enseñarles a sus alumnas los mejores métodos de aprendizaje, los músicos en sacar los ritmos con los instrumentos que toquen.

A manera de listado te compartimos algunos beneficios psicológicos que cada vez que bailas recibes sin darte cuenta:

 

– Purificación de la mente.

– Estimulación de la memoria.

– Concentración.

– Control  sobre los movimientos, coordinación motora e impulsos.

– Desarrollo de la sensibilidad, el ritmo y los reflejos.

 

Así que ya lo sabes, la danza árabe va más allá de lo que tal vez te habías imaginado, es una actividad que brinda el justo equilibrio entre la salud física y mental, valorando de este modo el respeto por los distintos aspectos que conforman al ser humano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *