NESMA: “Debemos controlar y coordinar cada movimiento de nuestros brazos al danzar”

Hoy en como dijo…

 “Debemos controlar y coordinar cada movimiento de nuestros brazos al danzar”

By Nesma

La gran maestra Nesma originaria de España, se desempeña desde hace ya mucho tiempo como una excelente bailarina de danza oriental y Folcklore egipcio, coreógrafa y directora de su propia compañía. Siendo sin lugar a dudas, heredera del legado del maestro Mahmoud Reda, compartiendo su experiencia y conocimiento a lo largo del mundo.

 Nesma ha logrado llevar la danza  oriental a un nivel tan maravilloso donde la poesía y la danza se fusionan para dar lugar a un espectáculo incomparable. Donde la técnica, la elegancia, la musicalidad y el amor son los protagonistas.

México ha tenido la fortuna de tener como huésped a la maestra Nesma en numerosas ocasiones, dejando siempre en los asistentes a sus cursos un mar de conocimientos y altas expectativas para su regreso. Tuve la fortuna de estar en uno de estos eventos donde impartió un curso de  “Baladi Acordeón”, que para mí es una de las piezas más hermosas que interpreta la maestra. El curso fue muy enriquecedor; en él se habló  de todo el desarrollo musical e interpretativo del Baladi Acordeón, la maestra dio algunos consejos e hizo hincapié en que no es favorable usar simultáneamente movimientos de  brazos y cadera.

A  partir de este consejo, me dediqué a realzar un extenso análisis en mi propia danza y forma de interpretación. Buscando entender el lenguaje adecuado que debía manejar para una pieza musical tan nutrida, a continuación les comparto mi reflexión y conclusión:

Al danzar ante un público (pequeño o grande) el objetivo es atraparlo con los movimientos y desenvolvimiento escénico, cautivar su atención con cada DUM-TAK, cada nota del acordeón, violín, qanún, etc. Pero, ¿qué pasa cuando saturamos nuestros movimientos?

Cuando en una misma nota utilizamos brazos, cadera, pecho, manos y todo lo que se nos ocurra, desviamos la atención de nuestro público hacia ningún lado; el espectador no sabe que ver, no logra identificar cuál era la intención que queríamos dar, mucho menos que parte de la música estábamos traduciendo. Porque hay que recordar que la danza es la representación visual de la música; pero si tenemos una flauta al máximo y ejecutamos movimientos ondulantes con más de un recurso corporal, ¿estaremos realmente llegando a esa traducción? Yo creo que no.

Cada parte del cuerpo tiene un momento de protagonismo dentro de una pieza musical y no debe verse minimizada u opacada por una sobresaturación, recordemos que a veces mucho no es sinónimo de bueno o mejor.

 

No importa la pieza que estemos realizando: baladí, oriental, clásico, megance, etc. Es de vital importancia que cada movimiento sea limpio, absolutamente protagónico  y  que logre captar la atención de la audiencia justo a lo que queremos transmitir.

 Imprimir la energía adecuada a cada movimiento y permitir que respire es el verdadero desafío, no importa si movemos lo brazos, cadera, manos, cabeza, nos desplazamos o simplemente marcamos en el centro un pequeño movimiento. Permitamos que exista esa libertad y respeto entre movimientos para asegurar una cohesión correcta en nuestra danza.

Recordemos que para danzar con varias partes del cuerpo al mismo tiempo ya existe el  “Boogaloo” una disciplina completamente distinta a la danza oriental, que sirve para trabajar disociación, coordinación  y reconocimiento corporal. La danza oriental debe ser llevada con elegancia y ritmo en cualquier momento y lugar.

 Los consejos que les puedo compartir esta semana son:

1.- En el salón de clases experimenta diversos movimientos con cuantas partes del cuerpo puedas.

2.- Mezcla y juega con movimientos circulares y acentos , con círculos y vibraciones, acentos y vibraciones. Dividiendo tu cuerpo en los diferentes planos  ( sagital, transversal, coronal) sin duda te ayudarán a trabajar la coordinación y disociación.

3.- Cuando estés realizando tu coreografía recuerda no saturar las frases, identifica que combinaciones de movimientos son necesarias y descarta las demás.

4.- No olvides mantener un balance entre el tren superior e inferior del cuerpo al momento d me danzar, si realizas un poderoso shimmie mantén tus brazos en una postura linda que adorne y acompañe más no lo ensombrezca. Si realizas un movimiento amplio y sutil de brazos mantén el resto de tu cuerpo en una postura que engrandezca tu brazos y les permita brillar.

5.- Disfruta tu danza al máximo.

Para contacto con Nesma:

https://www.facebook.com/nesmamusic/

https://www.facebook.com/Nesma.Dance/

Para Rakasse

Stephanie Monzerrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *