Organización: Show en teatro vs Show en restaurante

Organización: Show en teatro vs Show en restaurante

By Stephanie Monzerrat

 

La organización de un evento independientemente del ámbito el el que se desarrolle tiene un alto grado de complejidad, si deseamos tener algo con calidad, contenido y digno de recordar.

Hablando directamente de la organización de eventos dentro de la Danza Oriental, a lo largo de mucho tiempo, hemos podido ir aprendiendo y manejando con gran facilidad el desarrollo de shows dentro de Teatros. Teniendo como principales puntos a tener en cuenta:

  1. *Iluminación
  2. *Sonido
  3. *Contenido del evento
  4. *Narración
  5. *Camerinos
  6. *Programas de mano
  7. *Bienvenida
  8. Diplomas de reconocimiento
  9. Agua y bocadillos para los artistas
  10. Venta de mayor número de boletos posibles

Por mencionar algunos… así como las Bailarinas estamos inmersamente conectadas con la Danza en Teatro, nuestro público (que suelen ser familiares y Bailarinas) de igual forma están acostumbrados a disfrutar de los espectáculos en este tipo de escenarios. Están ya muy familiarizados con el protocolo a seguir para el ingreso, estadía y desalojo del lugar.

Lamentable son contados los espectáculos en teatro que están a full y los invitados deben respetar la forma de acomodación correcta para conseguir una logística impecable. Me tocó ser testigo recientemente en un evento en teatro que estaba completamente lleno, los organizadores dieron indicaciones específicas a los invitados que fueron ingresando en bloques, como era de esperarse, hubo muchos desacuerdos con la gente, porque simplemente no querían recibir indicaciones y mucho menos tener que sentarse de una forma determinada…

Imagínense lo que sería asistir a un evento de Danza llevado a cabo en un Restaurante al puro estilo Vintage…

¡Yo no lo había imaginado! Al iniciar la logística para el primer show Vintage en la Ciudad de México organizado por Reinas del Nilo. Siempre tuve presente que sería una nueva oportunidad para muchas Bailarinas que no habían tenido la oportunidad de estar y ser parte de un show de este tipo, sin embargo, no tuve en cuenta que esta nueva “educación” e “inmersión” también estaba más que protagonizándolos  ¡el público!

 

Ellos están completamente ajenos a lo que vivir una “fiesta arabe, como antes” significa y conlleva. Porque no están acostumbrados a disfrutar en estos espacios tan íntimos que dan los restaurantes, apreciar la danza mucho más cerca, a través, del contexto casi directo con la bailarina, sin olvidar cenar, convivir en familia, lidiar con meseros, etc. Esto es solo una de las consecuencias de vivir la danza más hacia la parte escénica y sencilla (en cuanto a organización) que el si forma original y en los espacios donde nació tanto el Egipto, EUA, Europa y por supuesto México.

Debemos re-educar no solo a nuestro público y a las Bailarinas, también a los sponsors y difusores de la danza. Son necesarios escenarios originales para que la gente conozca y podamos empezar a formar un público culto  que pueda tener ya experiencia en ambos escenarios.

Por su puesto que el respeto y educación están desde casa, y si bien organizar un evento en restaurante es muy parecido a la organización de una fiesta de XV en salón jajaja, la calidad de público que invitemos también debe ser así de selectiva. Para evitar que gente incapaz de respetar normas eche por la borda el trabajo logístico previo… y desagradables momentos hasta de sustracción de objetos ajenos.

Cómo Bailarinas debemos aprender a trabajad correctamente con la misma pasión, entusiasmo y respeto en un espacio de 2×2 o en el más amplio teatro del mundo. Nuestra capacidad, conocimiento, técnica y claro talento se verán reflejados en estas situaciones, donde se podrá brillar sin ningún problema cómo lo hizo la querida maestra Nour Said en nuestro espectáculo. Conviviendo con el público, interactuando con su músico y claro disfrutando cada instante que pásame en el escenario.

Tener un restaurante con más de 150 personas (muchas de ellas público GENERAL que no tiene ningún nexo con la danza y/o Bailarinas) cómo fue el caso de Reinas del Nilo, disfrutando de la Danza Oriental en su forma original ¡no tiene comparación!  Ya se podrán imaginar que no tiene absolutamente nada que ver con la logística de acomodar escasas 80 personas en un teatro con capacidad para 200 o 300 obviamente.

Conforme más espacios como el que brinda Reinas se vayan abriendo Bailarinas y Público podremos re-educarnos para disfrutar todo lo que está danza engloba: cultura, gastronomía, música, poesía, expresión, etc.

Los consejos que puedo darles esta semana son:

1.- Arriésguense  a salir de la hermosa zona de confort que da la organización de eventos en teatro y así poder brindar más espacios diferentes para el desarrollo de la Danza Oriental en México

2.- Educar a nuestra sociedad es un compromiso cómo profesionales de las artes.

3.- Seguir convocando y contando con la presencia de público general que disfrute de nuestra pasión, depende completamente de nosotros y el trabajo que hagamos para dignificar la danza

 

4.- Por su puesto, dejemos de criticar y empezamos a aportar

 

5.-Sigamos trabajando con música en vivo y exigir mayor calidad cada vez para ayudar a nuestros compañeros de escena a crecer y superarse

 

6.- Por su puesto, aprender de todos los grandes que por fortuna aún tenemos en el país felices de compartirnos tanto como:

Nour Said y Rafi Salem

 

Para Rakasse

Stephanie Monzerrat

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *