“Reconocionometro Oriental”

Reconocionometro Oriental

By Stephanie Monzerrat

Hace algunas semanas compartí en  mi miro la siguiente pregunta:

¿Dónde se consigue un reconocionometro? ¿A qué me refería? ¿Existen? ¿Para que es? Fueron algunas de las preguntas que recibí en la publicación… les di una breve explicación de lo que hacía alusión este término, pero es un tema mucho más profundo y que a muchas personas les causa curiosidad, justamente la maestra y bailarina Mercedes Nieto, esta semana compartió una publicación acerca de la tendencia a usar  superlativos  en la Danza Oriental, para definir a un@ bailarin@, tales  como:

 

*Súper bailarina

*Súper artista

*Mega estrella

*Princesa, Reina, Diosa

*Súper estrella

*Máster teacher

 

Si bien el cuestionamiento de la maestra Mercedes va hacia otro camino, nosotras nos enfocaremos a este uso excesivo y clasista que se ha estado presentando recientemente con mayor fuerza.

 

Es importante tener claro que una de las razones principales de su uso es la mercadotecnia pura, porque son palabras que al llegar a su Target, generan o pretenden generar un sentimiento de diferenciación e identificación principalmente, es decir, si yo voy a publicitar un seminario con algún maestro Egipcio, pero en el mercado hay más de 5 seminarios con maestros egipcios debo encontrar ese plus que haga que la gente prefiera mi festival sobre otros. Una forma de lograrlo es mediante la sobre exposición de las cualidades del personaje invitado y empiezan los “súper” “mas” “mejor” “único” “pionera” “madre” “reina” “maestro de maestros”  “mas reconocido” “una de las más reconocidas” , etc.

 

Recuerdo que alguna vez una de las chicas me preguntó ¿Quién les da sus nombres? Anteriormente las bailarinas más destacadas por su talento y carisma eran “bautizadas” principalmente por el manager o productor que las descubría, otras por el mismo público que asistía a sus eventos, por alguna característica específica que poseían. Pero siempre otorgado por personas con gran conocimiento del tema y por un tema de posicionamiento y acercamiento con el público, no como ahora solo con el fin de hacer una clasificación social entre el tipo de bailarinas de un mismo círculo.

 

Estas grandes Bailarinas de época, son GRANDES, por su trayectoria, por su influencia a la danza, por sus innovaciones, no porque a alguien se le ocurrió autodenominarse la mejor de las mejores del mundo mundial…

 

Me parece muy complejo el uso de estos superlativos especialmente el de “mas reconocido” porque si hablamos de un artista local, inmediatamente me surge la siguiente serie de preguntas:

¿Cómo sabe que es la más reconocida o de las más reconocidas? ¿Cuándo lo midieron?¿Quién les dijo que eran? ¿Quiénes son?¿En qué ámbito? ¿En qué época?  ¿Se realizó una encuesta? ¿ Con base a que sustentan estas afirmaciones?

Y es que como es de esperarse generan dudas en el público al que nos dirigimos porque entonces si tú no usas en tu publicidad que eres “de las reconocidas” pues entonces quiere decir que no eres buen@… Si no tienes un sobre nombre como “la reina del baladi” o algo así pues tampoco eres ¡ Por supuesto que esto no es verdad!

Pero desde un punto de vista mercadológico claro que importa y genera un impacto brutal en las personas, no es lo mismo decir que voy a tomar clase con X maestro Egipcio a decir: voy a tomar clase con el “súper mega híper maestro de maestros Egipcios” aunque en la realidad no sea tan bueno como su nombre.

Otro que me causa mucho conflicto es “Bailarín Internacional” creo que el viajar a otro país y tomar clases no te da internacionalización, vamos a definir primero que es:

Internacional es aquello perteneciente o relativo a dos o más naciones, a paísesdistintos del propio o que ha trascendido las fronteras nacionales

Cuando el adjetivo refiere a un deportista, se trata de un atleta que ha representado oficialmente a su país en competencias internacionales

Entonces en esta orden de ideas, el hecho de ir a un festival en otro país SOLO A TOMAR DOS CLASES no te hace ni maestr@ ni bailarín internacional. Este adjetivo es usado solo cuando la persona realmente ha hecho algo importante en otros países, como participar en concursos, ser invitado a las galas INTERNACIONALES (Entre Naciones, diferentes países reunidos)  de eventos importantes, impartir clases, ganar premios, etc.

Lamentablemente a veces  queremos engrandecer tanto que utilizamos mal los términos haciendo de esto una bola de nieve cada vez más grande, donde el simple hecho de decir que se es maestr@ o bailarín ya no es suficiente…

 

Y el asunto no acaba aquí, está guerra de MKT afecta hasta a los temas que como docentes de Danza Oriental podemos impartir, el ejemplo más claro es “Taller de Tarab” “Taller de Mejance” “Sedas alucinantes del medio oriente : para anunciar clase de velo” “ caderas poderosas que destellan chispas : para anunciar taller de shimmies”, etc. Y aunque es completamente válido y libre porque NO TENEMOS una escolarización en nuestra danza, podemos nombrar las cosas como mejor nos parezca.

 

Pero debemos tomar en cuenta que esto solo confunde al alumnado que asiste a nuestras clases, dejándolos en un punto en el que ya no saben ni que es que, o que es lo que están aprendiendo…

Definitivamente de eso no se trata la Danza ni lo que como maestros queremos difundir y compartir. Así que debemos tener especial cuidado en como manejamos estos superlativos al momento de publicar nuestros servicios.

Esta danza ya es bella por si sola, no necesita que la sobre adornemos con palabras rimbombantes para lograr posicionar nuestros servicios y/o productos. Usemos el MKT de forma responsable y creativa que para eso existe, llenemos las redes sociales de opciones para crecer como comunidad en lugar de separar en sectores de “reconocidos” “superreconocidos” “nuevos” “viejos” “recientes” “mejor de mejores” que se me hace una falta de respeto clasificar el arte y a sus representantes.

Claro que la trayectoria, logros, creaciones, influencia, etc. Marcan una diferenciación eso es irrefutable, pero es un reconocimiento que da LA EXPERIENCIA y EL TRABAJO MISMO, pero no se va por la vida gritando que se es el mejor de mejores… no debemos olvidar que en el arte debe haber siempre espacio para la humildad porque el artista necesita del mundo para inspirarse.

Mientras no exista un reconocionometro real no se cómo se podrán seguir autodenominando X o Y superlativo, así que pongamos cuidado en lo que publicamos, sobre todo redes sociales, que tienen la particularidad de difundir a gran velocidad y sin filtro.

 

 

 

Para Rakasse

Stephanie Monzerrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *