Tiempo de show

Tiempo de show

By Stephanie Monzerrat

 

El tiempo de show es sin dudar lo que más esperamos como bailarinas, ese momento donde todo pierde sentido y nos sentimos llenas de alegría, pasión, amor y libertad…

 

Sin embargo, hay algunas cositas que a veces se nos escapan y que es bueno tener en cuenta, para lograr tener un performance más limpio y sobre todo profesional, esta pequeña lista la diseñé con base a mi propia experiencia como bailarina, docente y público; espero que muchas de ustedes se puedan sentir identificadas y si tienen alguna más que no mencione aquí es bienvenida.

 

  1. Vestuario INADECUADO: como dice el dicho “de la moda lo que te acomoda” y en cuestión de vestuarios aplica igual, quizás hay maravillosos vestuarios pero que requieren cierto tipo de cuerpo y que probablemente no pensemos en eso y lo compremos… el conflicto viene a la hora de usarlo, no nos sentimos cómodas o no nos ajusta bien y se ve reflejado en escena independientemente de lo que vayamos a bailar. No hay nada mejor que sentirse plena y libre con el vestuario, sin tener que preocuparnos que se nos cae, se asoma la ropa interior, o alguna parte del cuerpo, que se aflojen los tirantes, etc.

 

  1. Accesorios NO APTOS PARA ESCENARIO: nos encanta todo lo que brille, pulseras, aretes, collares, anillos etc. Pero no siempre son los mejores para danzar y nos hacen malas juagadas como: caerse en pleno escenario, salir volando, atorarse en el cabello o en alguna parte del mismo vestuario, irritarnos y hasta inflamarnos los lóbulos (en el caso de aretes muy pesados o anillos muy apretados). Esto por supuesto, nos desubica y desconcentra de lo que estamos haciendo.

 

  1. Maquillaje: amamos preparar nuestro rostro para escena, pero todas hemos pecado en dos formas: híper sobre cargándolo porque “en escenario y con las luces no se ve” o limitarlo porque “no nos gusta maquillarnos tanto”. Lo mejor es acudir con un profesional del área, pero no solo para que nos maquille, también es importante aprender que es lo que nos queda bien teniendo en cuenta nuestro tipo de piel, rostro, evento, vestuario, etc. Para poder aprender a arreglarnos nosotras mismas de una forma práctica y bonita no dejarnos como “donita bimbo”.

 

  1. Calzado y Ropa para esperar: ¿calzado para esperar? Sí! ¿No les ha pasado que se ponen el vestuario, arreglan todo y tienen que esperar a que sea su turno? ¿Qué usan en ese momento? Yo estuve a punto de salir a bailar con BOTAS!!! Porque no quería estar descalza mientras esperaba mi turno y me puse las botas… pero se me olvidó… gracias a una buena amiga y colega que me hizo la observación me las pude quitar antes. Por eso considero necesario tener un calzado cómodo y fácil de poner dentro de la maleta de show, siempre, exclusivamente para usarlas en el lugar donde danzaremos. Igual que los cover up (túnicas, batas, blusones, capas) todo lo que sea fácil de poner encima de nuestro vestuario, sin dañarlo y que nos permita estar cubiertas y no lucir antes de tiempo el vestuario.

 

  1. Peinado: en muchas ocasiones solo nos preocupamos por alaciar o enchinar el cabello dependiendo de cómo sea en su forma natural, sin embargo, pasa que cuándo estamos danzando en la emoción total… el cabello empieza a cobrar vida propia, revelándose y danzando por su cuenta, resultado: cabello en la cara, enredado en los aretes, en las manos, etc. Así que pensar en un peinado coqueto no es tan mala idea y nos podría acomodar más de lo que imaginamos.

 

Estos sencillos puntos nos garantizarán un tiempo de show mucho más placentero y bajo control, nada estoy hablando aquí de coreografías o improvisaciones, eso es otro tema completamente diferente.

El consejo que puedo agregar es: Realiza un ensayo general (vestuario, accesorios, peinado, música, coreografía, poses, entrada y salida) cuando te sientas lista ¡grábate! Así podrás darte cuenta como embona todo y si es lo que tenías en mente, quizás algunos movimientos no lucen como pensabas, o se te atora el arete en los elementos que usas, se te cae la falda, el tirante del bra se afloja o simplemente ¡todo se acopla maravillosamente!

Así no vamos a ciegas y gozaremos cada instante de nuestra danza, sabiendo que tenemos bajo control estos elementos, porque hay muchos otros que no podremos controlar, es importante saberlo y aceptarlo. Pero los que estén a nuestro alcance, asegurarnos que están bien.

Espero les haya gustado esta guía rápida y que puedan compartirme más elementos que ustedes tengan en cuanta cuando va al momento del show.

 

Para Rakasse

Stephanie Monzerrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *