Titto Seif : “Un hombre debe danzar en forma masculina, solo usando ciertos movimientos femeninos.”

Fotografía de Tito por: Miriam Yeleq

 

¿Cómo deben bailar los hombres la danza oriental? hoy y como siempre, en esta maravillosa sección, la maestra Stephanie Monserrat nos enriquece con el mensaje de uno de los más reconocidos maestros a nivel mundial: Tito Seif. ¿Quieres saber más? ¡Comencemos en …5,6,7 y 8 !

Hoy en como dijo…

Titto Seif : “Un hombre debe danzar en forma masculina, solo usando ciertos movimientos femeninos.” 

Titto Seif, reconocido bailarín egipcio que se ha destacado por su limpieza técnica, gran interpretación, sorprendentes giros y un estilo de danza impredecible y más que entretenida para todo espectador, practicante o no de danza oriental.

Es en esta frase justamente, donde radica el éxito de Titto y de muchos otros grandes maestros y bailarines egipcios, ellos no pierden su masculinidad al realizar una danza femenina. Suena completamente irónico; vamos a entender bien esto:

La danza oriental es por naturaleza femenina y delicada, sin embargo, los varones también pueden realizarla, en Egipto es de lo más normal ver a un hombre o un niño realizar shimmie de hombros, de cadera, oumis, ochos, sin que esto les cause esfuerzo alguno, es decir, lo hacen de manera innata. Ya traen en la sangre esa soltura corporal y facilidad de danza, a fin de cuentas ES SU DANZA. 

Pero, ¿qué pasa con los hombres que desean realizarla de forma profesional? ¿¡En un país donde está condenada toda aquella persona que se dedique a danzar!? En un país que ama la danza pero no quiere en su familia una bailarina, mucho menos un bailarín. En un país donde los más tradicionalistas creen que la danza, ¿¡es enemiga de la religión!?

Titto encontró una solución excelente: danzar y expresarse, sentir y transmitir sin dejar de ser “hombre” , sin convertirse en un personaje de mujer que muchas veces cae en lo grotesco, ser un hombre que hace danza oriental, no es sinónimo de vestirse como mujer y bailar como mujer, el reto está en seguir siendo masculinos, fuertes, con presencia, porte y al mismo tiempo delicados. 

Respetar al público que quizás no ve con buenos ojos al bailarín, a través, de un vestuario que dignifique su arte, una actitud correcta en el escenario, claro está que nada tienen que ver aquí las preferencias sexuales.

El estar en el escenario no debe ser un momento de transformación hombre a mujer, si no un momento de creatividad, innovación, entretenimiento, etc.; como lo dice Titto  “un hombre debe danzar en forma masculina, solo usando ciertos movimientos femeninos”.

Es deber de los bailarines, hacer suya una danza de origen femenino y destacar en ella. Sin recaer en acciones y actitudes inapropiadas.

Mohamed Kazafy, Mohamed El Sayed, Mohamed Sahin, Gamal Seif, Wael Mansour, no sólo tienen en común el ser egipcios y exitosos, si no el respeto a  su masculinidad en todo momento desde su vestuario hasta su técnica e interpretación,el respeto por ellos mismos y amor por la danza.

Los consejos de esta semana:

1.- Si eres hombre y deseas danzar hazlo! No te detengas, pero toma en cuenta estos detalles.

2.- Si eres maestra y tienes un hombre en tus alumnos, no pretendas que dance como tú, mejor oriéntalo y ofrécele adecuaciones de tus conocimientos para que logre realizarse como bailarín

3.- No hay escuelas de danza oriental enfocadas en los hombres para cubrir sus necesidades específicas, así que nos toca a nosotros decidir qué calidad de bailarines queremos formar en la danza!

Para Rakasse

Stephanie Monzerrat 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *