¿Qué sucede hoy en día con la danza oriental en México?

Estimados y queridos lectores, bailarines, bailarinas, aficionados a la danza oriental, músicos, cantantes, diseñadores de vestuario, en fin, a todos ustedes quiero dedicar el siguiente escrito.

Tenía tiempo que no escribía y hoy tuve mucho más que la intención y el ímpetu de hacerlo. ¿Por qué?

Porque me di cuenta que para seguir con proyectos hay que estar inspirado y para ello, debía re encontrarme conmigo misma nuevamente previo a inyectarles de energía o aires inspiradores como solía hacerlo con los artículos.

Ya casi iniciamos el mes de Agosto, con ello vienen cambios y renovaciones, y quizá para muchos de ustedes, galas, shows, presentaciones o workshops (Y QUÉ GUSTO ME DA QUE ASÍ SEA), a manera de editorial del mes, su servidora se puso a pensar y reflexionar mucho sobre qué es lo que percibo de la danza oriental hoy en día en nuestra sociedad.

Sin lugar a dudas, la danza es un medio de expresión no sólo corpórea sino ideologíco. Ayuda a la estimulación y a elevar la autoestima de todo aquél que la pruebe y exprese. Pero, ya no veo tantos eventos de danza (al menos en mi ciudad) y eso me entristece.

En una charla con buenas amistades y maestras profesionales de danza oriental, comentábamos que cada vez hay menos apoyo, cada vez cuesta más traer a los invitados especiales y sobre todo, el interés de las jóvenes hoy se va hacia otras actividades. Lo cual es normal, pero ¿qué pasará con la grata y bonita comunidad de danza oriental de México que poco a poco creció, tomó fuerza y despegó con eventos cada fin de semana?

Lo esencial, es NO BAJAR LA GUARDIA. Todos ustedes tienen sueños a seguir a través del camino de la danza que se han trazado. Cada una y cada uno, desea hacer con su arte algo más que solamente una actividad o hobbie, cada uno sabe hasta dónde quiere llegar.

Toda la actividad física que hagamos es buena, es sana y mantiene nuestra mente y alma conectada con congruencia, actitud positiva, liberamos endorfinas y hace que todo nuestro cuerpo y organismo completo funcione mejor.

Y la danza es una de ellas.

Sé que la situación económica de nuestro país ha afectado a que se generen más eventos, más congresos o workshops pero creo que puede armarse una nueva dinámica de cooperación, de colaboración entre los profesores de México de apoyar a inscribirse a los talleres, congresos y demás eventos de todas partes de la República de manera que la red empiece por nosotros mismos. Uno a uno, codo a codo.

No se trata de que los alumnos eviten ir a otros workshops porque se limita su aprendizaje, no fomenten eso como maestros, la prohibición.

La lealtad se muestra de otras maneras, y lo que hay que tener en mente es la lealtad a la danza, a la comunidad de este bello arte porque en serio, NO QUEREMOS QUE DESAPAREZCA.

A mi punto de vista personal, queridos bailarines y lectores, quiero expresar que la danza y la actividad física es de carácter biopsicosocial.

El prefijo “bio” alude a la vida; “psico” se vincula a la psicología (la actividad de la mente o las cuestiones del alma); “social”, por último, es aquello vinculado a la sociedad (la comunidad de individuos que comparten una cultura y que interactúan entre sí). La noción de biopsicosocial, por lo tanto, integra cuestiones biológicas, psicológicas y sociales.

No dejemos que una cultura, estilo de vida que se comparte por muchos de ustedes gracias a esta danza y esta música deje de significar algo para los jóvenes de ahora. Para quienes quieren ser bailarines.

La invitación y la reflexión están hechas, hagamos COMUNIDAD, hay que crear VERDADEROS LAZOS E APOYO, decir NO A LA PROHIBICIÓN y mejor decir el SÍ al CRECIMIENTO Y POTENCIAL DE NUESTROS ALUMNOS para que descubran nuevas herramientas en su APRENDIZAJE.

Hasta ahora, es lo que me he puesto a pensar bastante sobre nuestra danza y estoy segura que si logro dejar este mensaje en ustedes, podrá hacer eco en todos y cada uno de los miembros de esta comunidad.

¡SIGAN SUS METAS, SIGAN BAILANDO, QUE NADIE LES PARE LOS PIES!

 

Para Rakasse Editorial

Gabriela Recillas / Directora General Rakasse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *